Archivo de la categoría ‘Aproximación a Planificaciones’

postheadericon De las ventajas de un Centro para Turismo Accesible

El Centro debe ser un espacio físico de convergencia de conocimientos. Por una parte están todos los campos de estudio que intervienen en la generación de oportunidades para las personas con discapacidades físicas y psíquicas y por otra parte todas las herramientas para actuaciones concretas sobre el desarrollo del espacio lúdico del destino a tratar. Teniendo un doble objetivo, primero, orientar correctamente el desarrollo de la oferta turística del destino y, segundo, canalizar y transformar el conocimiento sobre los recursos a través de una acertada gestión de la información.

A través del Centro se generarían una serie de tareas a llevar a cabo para alcanzar el doble objetivo, mencionado en el párrafo anterior:

  • Elaboración de líneas operacionales que maximicen la eficiencia y la eficacia del trabajo.
  • Establecer un punto de equilibrio social y cultural en la explotación de los recursos.
  • Profundizar en el estudio de los recursos para optimizar su aprovechamiento.
  • Colaborar con las diferentes entidades locales y provinciales, proveedores de turismo y de inclusión social, para coordinar actividades conjuntamente.
  • Mejorar los canales de comunicación y acceso a la información para las personas con cualquier tipo de discapacidad. Supone, ello, un gran salto cualitativo y cuantitativo en el desarrollo turístico del destino.
  • División del territorio en función del grado de accesibilidad de los recursos y de su potencialidad.
  • Previsión de riesgos, medición del impacto social para los vecinos y medición del impacto físico para la estructura de los puntos seleccionados.
  • Elaboración de indicadores de efectividad de intervención, permitiendo clarificar actuaciones a corto, medio y largo plazo.
  • Desarrollo de un modelo de difusión e interpretación de los recursos accesibles para todos.
  • Proponer proyectos comunes entre diferentes ayuntamientos, poseedores de recursos de Turismo Accesible.
  • Desarrollo de proyectos de experiencia piloto, haciendo hincapié en el estudio para la mejora de los soportes físicos en el destino turístico.

Por lo tanto, las tareas quedan divididas en 4 niveles de organización horizontal y de carácter retroactivo: (a) estudio e interpretación de los recursos; (b) canales de información; (c) ordenación del territorio; (d) promulgación de los recursos susceptibles de uso para Turismo Accesible.

postheadericon Espacios convergentes para el Turismo y la Accesibilidad

Para proceder al establecimiento de espacios convergentes hay que tener en cuenta la escasa vinculación existente entre el sector de personas con discapacidad y el sector turístico. Cuyo problema básico radica en el desconocimiento por parte de los agentes turísticos, del destino,  de los diferentes grados de discapacidad y del porcentaje de turistas considerados como tales.

Esta situación se ve claramente reflejada en los siguientes puntos:

  • Escasez de documentos informativos sobre barreras físicas y recursos turísticos. Escasa profundidad en la recogida de muestreos estadísticos sobre el perfil del turista, obviando características fisico-sociales y nivel de integración, en el destino,  o comprensión de los recursos. Por lo que es necesario diseñar una herramienta vinculante que permita evaluar y regular el uso de espacios y recursos susceptibles de ser visitados.
  • Las oficinas de turismo debido a su grado de accesibilidad e información no suponen el elemento más adecuado para la presentación y bienvenida del destino para Todo tipo de Público.
  • Ausencia de planificación para la comercialización de los recursos turísticos en término de Turismo Accesible.

Atendiendo a la exposición anterior en cuanto a la situación del Turismo Accesible, se pueden establecer 3 espacios de convergencia para llevar a cabo un plan de acción orientado a mejorar la accesibilidad.

postheadericon De cuando se plantea un Plan de Desarrollo Turístico.

Se deben tener en cuenta 3 aspectos primordiales cuando se elabora un plan como el mencionado y para ello la redacción del proyecto debe contener un sentido eminentemente práctico; sin descuidar los aspectos académicos fundamentales que ayuden a plasmar el concepto de destino deseado.

– Implicación de las administraciones públicas afectadas.

– Implicación de las agrupaciones formadas por los agentes turísticos afectados.

– Implicación del destino en su conjunto (opinión pública).

¿Cómo conseguirlo?

Por una parte, debemos establecer un marco para el desarrollo de las actuaciones llevadas a cabo. Permitiéndonos analizar las posibles desviaciones, tanto positivas como negativas, sobre las líneas de trabajo establecidas. Con lo que se facilita la identificación de los factores que propician las desviaciones no sometidas a parámetros controlados. Además, de proporcionar un ambiente de estabilidad y de seguridad lo suficientemente homogéneo tanto para los agentes ya existentes como para los posibles inversores. Si bien reconocemos la existencia de un riesgo siempre que se efectúa una inversión económica también debemos considerar que el mencionado riesgo debe estar englobado dentro de unos márgenes asumibles, estableciendo máximos y mínimos.

Hoy día el nivel de riesgo de los inversores en el destino “Rías Baixas” es muy elevado, por ello debería ser bien recibido por la sociedad y al mismo tiempo debería ser premiado por las administraciones públicas, a modo de incentivos fiscales.

Y por otra parte, es imprescindible poner en marcha una serie de actuaciones cuyo rendimiento económico sea tangible a corto plazo. Es necesario y urgente incrementar el flujo de caja entre los agentes proveedores del sector turístico. Un aumento en caja como consecuencia de las actuaciones llevadas a cabo provocaría a su vez un incremento en el grado de implicación de los agentes para con el Plan establecido. Sin miedo, entonces, por parte de los agentes a afrontar nuevos retos y tareas tan necesarias para conseguir la ansiada desestacionalización. Consiguiendo una fuente de ingresos económicos estable.

El método para ejecutar las tareas sería a través de un plan de benchmarking-mix (evaluación y comparación de otras organizaciones) el cuál bien establecido y trabajado en profundidad provocaría un ahorro de tiempo y energía considerable. Evitando duplicidad de esfuerzos. Es decir, supondría un ahorro económico considerable.

Por lo tanto en la toma de decisiones acertada y en el grado de implicación de los agentes y de la opinión pública está la clave del éxito del Plan. Puesto que la simple apuesta (aún reconociendo el esfuerzo que supone) por una serie de actuaciones eventuales ofrecen un beneficio a corto plazo pero una desorientación acusada a medio y largo plazo.

A continuación se expone de manera esquemática en el cuadro lo desarrollado.

postheadericon Plan de micro-mercadotecnia

Plan de micro-mercadotecnia: Explicación breve sobre apartados.

Servicios básicos: nos referimos a aquellos que están dirigidos a satisfacer las necesidades primarias (fisiológicas y de seguridad) de los turistas en el destino, es decir aquellos que cubren la pirámide siguiente hasta el nivel de seguridad.

Servicios complementarios: son aquellos referidos a las fases de identificación y de autorrealización expuestas en la pirámide final (fuente de elaboración propia, basada en la pirámide de Maslow).

La pirámide muestra los distintos estados anímicos por las que transita el turista, en función del grado de satisfacción del viaje. Cualquier escollo o ruptura que se produzca antes de llegar al nivel de autorrealización, y que no se superado, supondrá una importante pérdida de eficacia, de calidad, del destino. Repercutiendo directamente en los agentes locales, proveedores de productos o servicios de: turismo, ocio y tiempo libre.

 

El Plan de micro-mercadotecnia permitiría solventar problemas que puedan surgir en el transcurso del conglomerado emocional del turista. Flexibilizando, así, la organización del destino, de tal forma que todos aquellos factores que puedan incidir en el mercado turístico vean minimizada su influencia sobre la cuenta de resultados. La elaboración de un plan de desarrollo en función de los parámetros anímicos del turista, por una parte, facilitaría enormemente la previsión de las tendencias del mercado. Y por otra parte, mejoraría las bases del destino para fortalecer su posicionamiento dentro del mercado. Limitando la dependencia actual de las campañas promocionales, llevadas a cabo anualmente por parte de entidades públicas. Si bien estas no deben eliminarse si deben ser tomadas como herramientas de apoyo al mencionado posicionamiento.

 

El destino turístico “Rías Baixas” si persigue obtener una ventaja competitiva lo suficientemente estable, debe trabajar y esforzarse para que su marca se identifique estrechamente con un “modus operandis” o con un “status social”; y ello solamente podrá ser mediante la culminación de la pirámide anteriormente expuesta.

Por lo tanto, atendiendo a lo expuesto hasta ahora, la política promocional llevada a cabo actualmente, debe ser reconsiderada o reconducida con la mayor brevedad de tiempo posible.

Viales de comunicación: nos referimos así, a los conductos que permiten a los turistas acceder a los diferentes recursos existentes en el destino.

(a) Tangibles: se dividen en dos campos. En el primer campo, se engloba todo aquel material didáctico o informativo puesto a disposición del usuario bien mediante cualquier variante de papel impreso, bien mediante el soporte de las nuevas tecnologías. En el segundo campo, se encuadran los conductos referidos a las infraestructuras viales, entiéndase por ello: tierra, mar y aire. Y desplazamientos a pie o mediante la utilización de vehículos.

(b) Intangibles: son los conductos creados por los agentes responsables de la dinamización del destino. Guiando al turista de tal forma que se conjuguen los factores de seguridad e independencia como eje de una serie de estados anímicos que desembocan en la autorrealización. Para ello se han de utilizar una serie de herramientas que ayudarían a regular los flujos turísticos sin que el usuario llegue a percibirlo.